jueves, 9 de febrero de 2017

La pintora de naturalezas muertas

Bodegón con gavilán, aves, porcelana y conchas, 1611

El Museo del Prado en colaboración con otras instituciones artísticas belgas, organiza la exposición, EL ARTE DE CLARA PEETERS, la primera dedicada a esta pintora del siglo XVII. El museo madrileño posee cuatro importantes naturalezas muertas de esta autora, lo que le da el prestigio de tener la mayor concentración de su obra. La pequeña exposición que termina el día 19 de este mes de febrero resulta destacada por varios motivos. En primer lugar, por ser de una mujer pintora del siglo XVII, sabiendo las dificultades que tuvieron las mujeres para desarrollar una actividad profesional en aquella época. En segundo lugar, porque nos ayuda a entender el motivo de tales representaciones. Fue, hasta donde se conoce la primera artista en incluir pescados en los bodegones, un tema luego popular.

Bodegón con quesos, almendras y panecilos, 1612

El puerto de Amberes en aquellos años exportaba productos lácteos y pescados, y se importaba sal, distintos tipos de frutas y vino. Es decir la razón de su inclusión en los cuadros de estos productos radicaba en el valor que sus contemporáneos les daban. También la comida era un signo de distinción y se empleaba para transmitir la idea de suntuosidad asociada, en este caso igualmente al empleo de porcelanas de la China o las copas de cristal de Venecia. Por otra parte, las obras de la artista, son del gusto de los coleccionistas por poseer cuadros que representasen la naturaleza con la mayor precisión. 

Bodegón con pescados, vela y alcachofas, 1611

En este sentido, el estilo de la artista es sobrio que trata de captar la apariencia real de las cosas. Por tanto, este estilo realista nos informa de lo avanzado e innovador que era el arte de Clara Peeters en la Europa de esa época.Diríamos también, ella misma como pintora, pues existe una abundancia de autorretratos y firmas en sus obras. Supondría, una afirmación de ella frente a una profesión dominada por los hombres, a la vez que contribuía a incrementar el ilusionismo hacia el espectador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada