martes, 4 de noviembre de 2014

El Arte Romántico

Viajero frente al mar de nubes, C. D. Friedrich,1818
Hemos dedicado una clase de 4º al Arte Romántico, a esta sensibilidad especial desarrollada en la primera mitad del siglo XIX. Nos hemos fijado sobre todo en la pintura. También en lo que sería la arquitectura y la escultura correspondiente. Entre los autores y obras presentadas por el profesor en el aula, los alumnos han elegido la obra del pintor alemán, Caspar David Friedrich, Viajero frente al mar de nubes, 1818. Representa una manera de entender el espíritu romántico caracterizado por atender a lo individual y lo subjetivo, determinado por la emoción y los sentimientos.

Acantilados blancos en Rügen, 1818
Caspar David Friedrich es el más destacado de los paisajistas alemanes. Tiene una visión particular de ellos en la que refleja su concepción simbólica y mística de la naturaleza, un sentimiento religioso que enlaza con el concepto de lo sublime. Contrapone un primer plano definido y otro segundo que se pierde en el horizonte. En este caso la figura solitaria, el individuo, frente a la grandeza de la naturaleza, de la mortalidad frente a la inmortalidad. El Romanticismo, no sólo afecta a las Bellas Artes, sino también, a la literatura o a la música. De esta manera, completamos la clase con la audición de fragmentos de obras románticas de Beethoven y  Chopin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada