domingo, 5 de octubre de 2014

El tiempo en el cine

Existen proyectos fotográficos que duran casi toda la vida de los personajes representados. En el cine, un objetivo que fuese representar el paso del tiempo en un mismo grupo de actores, resultaría difícil por cuanto implica mantener un equipo amplio de personas y una fuente de financiación comprometida, cuando lo habitual es por un periodo pequeño para obtener unos beneficios en taquilla. Sin embargo, se ha logrado en la película, BOYHOOD (Momentos de una vida), escrita y dirigida por el director noreamericano, Richard Linklater, que fue premiado con el León de Plata al Mejor Director en el pasado Festival de Berlín.

Mason Jr./ Ellar Coltrane

Un merecido premio para una película cuyo rodaje se inició hace doce años, en la que el espectador ve el paso del tiempo de una pareja divorciada con dos hijos. La película narra los cambios afectivos y las costumbres de todos ellos en ese tiempo, especialmente del hijo, Mason Jr. (Ellar Coltrane), desde la niñez hasta la emancipación al irse a la universidad. Vivirá siempre con su madre, Olivia (Patricia Arquette) que llegará a tener dos parejas más, y labrarse un futuro como profesora, y su hermana mayor, Samantha (Lorelei Linklater), salvo periodos breves en los que convivirán con el padre, Mason (Ethan Hawke), que al final logrará casarse de nuevo y tener otro hijo.


La película tiene dos aspectos sobresalientes. Por un lado el técnico, la prolongación en el tiempo del rodaje, que proporciona mayor realismo a la ficción, a los cambios que padecen los personajes. Por otro, el sociológico, por el retrato que realiza a través de esta modern family, de la sociedad norteamericana, de la educación, del choque entre la ideología conservadora y la progresista, entre los votantes republicanos y los demócratas, que configura un sólido guión. Un sociedad que aparece abierta y flexible en la que puedes sobreponerte a los errores y lograr de nuevo la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada