lunes, 18 de julio de 2016

Dibujos españoles en Florencia

José de Ribera, Noli me tangere
Los pintores españoles fueron magníficos dibujantes, sin embargo sus dibujos se perdieron o no se conservaron a lo largo del tiempo. Este hecho se explicó por la carencia de coleccionistas hispanos que los reuniesen, o también, que muchos de ellos se fueron deteriorando por el uso intenso en los talleres y en las academias, unido a lo anterior. Es una parte sustancial del trabajo del artista, la parte más cerebral o intelectual, antes de llevar una historia o un retrato al lienzo. Pueden considerarse como obras de arte en sí si nos fijamos en las diferentes técnicas que se emplean en ellos antes de darles por terminado. 


Alonso Cano, Venus y sátiro

Existen grandes colecciones de dibujos fuera de España. Una de los más importantes corresponde a la Galería de los Uffizi en Florencia, donde confluyeron dos colecciones del siglo XVIII y XIX. La exposición que organiza ésta, mas la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando nos muestra una selección del riguroso proyecto de investigación llevado a cabo en los fondos de la galería florentina para estudiar y atribuir los ejemplos españoles muchos de ellos clasificados erróneamente a otras escuelas. El resultado es esta interesante exposición  y un relevante catálogo con ejemplos desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII donde se muestran obras originales con otras relacionadas o con los cuadros concretos a los que dieron lugar.

Meléndez, Retrato de muchacha

La exposición IL SEGNI NEL TEMPO. DIBUJOS ESPAÑOLES DE LOS UFFIZI, reune un conjunto de ciento veintinueve obras que nos proporcionan una visión complementaria de artistas que desconocíamos su importante labor dibujista como Alonso Berruguete o Luis de Vargas. De otros, su fama fue imperecedera, como la de José de Ribera o Alonso Cano, y que en la muestra queda ratificado. Sorprende el numeroso conjunto de autores relevantes, y no tanto de la escuela madrileña del siglo XVII, especialmente de Francisco Rizi. El dominio del color durante el estilo barroco no desmereció el trabajo con el dibujo. Los tratadistas de arte, Francisco Pacheco y Vicente Carducho destacan con significativos ejemplos. Entorno a los centros políticos y artísticos de Madrid y Sevilla, se organizan los conjuntos, sin olvidar a Valencia.

martes, 12 de julio de 2016

La fotografía de Vivian Maier

Autorretrato, no datado
Entre las numerosas exposiciones de fotografía que forman PhotoEspaña 2016 destaca una por su calidad e interés, la titulada, VIVIAN MAIER.Street photographer en la Funadación Canal. Significativa porque es la primera gran exposición de esta fotógrafa autodidacta norteamericana, 1926-2009. Compatibilizó su oficio de niñera para dedicarse en sus ratos libres a capturar imágenes en la calle, de dos ciudades, Nueva York y Chicago. Fue una pasión oculta descubierta de forma casual poco antes de morir la protagonista en la indigencia y en el anonimato. Su legado artístico que le ha llevado a la fama está formado por más de 120 mil negativos, cinco millares de imágenes impresas y más de dos mil rollos de película sin revelar.

San Francisco, 1955

Su fama la muestra como una de las mayores referentes de la fotografía de calle. A lo largo de su vida se propuso capturar imágenes de lo banal, de los acontecimientos mínimos de la realidad cotidiana, con una mirada de gran calidad y sutileza. En ellos encuentra la belleza, plasmada en la fracción de segundo de su disparo. Los años 50, 60 y 70 quedan reflejados en sus fotografías y películas, y que ahora, la exposición madrileña nos muestra, organizados en seis apartados, Infancia, Retratos, Formalismos, Escenas de calle, Autorretratos y Fotografías en color. Como se observa, la autora le interesaba sobre todo el acto de fotografiar, concebido como su forma de relacionarse con la gente.

New Nork Public Library, 1952

Los niños son sus modelos de las imágenes, a veces furtivas que toma. Ella los comprende muy bien porque se dedica a cuidarles. Algunos los graba además con la pequeña cámara de cine que emplea aprovechando los aburridos, tal vez, periodos de tiempo en los que está con ellos. Sus retratos aparecen de frente y contrapicados de modelos que encuentra de manera fortuita. Algunos son robados por así decirlo, otros se muestran voluntarios, aunque sea en el asiento de una estación de tren, en un rincón perdido de la gran ciudad. Igualmente le interesan las estructuras, los volúmenes y las formas buscando el equilibrio compositivo con encuadres a menudo frontales.


En la calle no le interesa captar lo excepcional, sino lo cotidiano que ve en los barrios populares, aunque hay excepciones. Mantiene la distancia, no participando en las escenas que fotografía, con el fin de sacarlo de su contexto. Muy interesante, por otra parte, es la insistencia en descubrir su presencia oculta tras las fotografías, al realizarse continuos autorretratos a base de fotografiar espejos, reflejos y sombras en las que aparece ella con su cámara. El resultado es excepcional y su fama póstuma merecida. Técnicamente empleó principalmente el blanco y negro utilizando una máquina Rolleiflex. Luego con la cámara Leica empezó a utilizar el color, que ella valoraba en sí mismo y le servía para jugar con la imágenes resultantes.

domingo, 19 de junio de 2016

Ceán Bermúdez, historiador del arte ilustrado

Ceán Bermúdez, Goya, 1786

La Biblioteca Nacional de Madrid organiza una pequeña y significativa exposición titulada, CEÁN BERMÚDEZ. Historiador del arte y coleccionista ilustrado. En un breve recorrido el visitante puede hacerse una idea de la importancia que tuvo el personaje para el conocimiento del arte español. Puede considerársele el precursor de la historiografía artística española desde el punto de vista racional, científico e ilustrado. Formó parte de un conjunto de defensores de esta corriente europea de finales del siglo XVIII a comienzos del siglo XIX, entre los que se encontraban, Jovellanos, su mentor, Moratín, Iriarte, el mismo Goya, y otros tantos, que pretendieron situar a nuestro país a nivel continental.

Jovellanos, Goya

La exposición se organiza en nueve secciones con materiales provenientes principalmente de la propia biblioteca: Apuntes biográficos; Imprescindible Sevilla; El Diccionario; Ceán y la Arquitectura; Obras crepusculares; Artistas, nuevos héroes para una nueva época; la biblioteca; Coleccionista de dibujos; y Coleccionista de estampas. Un recorrido que nos informa primero de su empleo al servicio del despotismo ilustrado de la dinastía borbónica. Ceán compaginará la erudición y una gran capacidad de trabajo dentro de la investigación en el ámbito de la Historia del Arte. Fruto de esta labor es el famoso Diccionario histórico de artistas españoles, publicado en seis volúmenes, aunque sin los grabados proyectados por Goya.

Ceán Bermúdez, Goya, 1785

La gran contribución de Ceán no se centra sólo en el diccionario por el que es más conocido, terminaría el libro de Eugenio Llaguno, Noticias de los arqutectos y arquitectura en España y realizó en el ámbito de la arqueología, el Sumario de las antigüedades romanas que hay en España. Aunque en Sevilla se había ocupado de la pintura de esa ciudad y sobre la vida y la obra de Murillo, no se quedaría en esto, sino que escribiría una Historia del Arte de la Pintura, la primera en su género en castellano y sin comparación a nivel europeo. En once volúmenes estudia la evolución de la pintura en las principales escuelas europeas hasta finales del siglo XVIII, reivindicando la española al ponerla a la misma altura. Otras obras importantes al final de su vida son su edición ampliada del Arte de ver en la Bellas Artes del diseño de Francesco Milizia y los 45 comentarios a otras tantas pintura del Museo del Prado.

Las cuatro brujas, Durero, 1497

Artistas, nuevos héroes para una nueva época, es un volumen que reunió una serie de escritos en los que Ceán reivindica la importancia del arte y de los artistas españoles como elementos fundamentales de la identidad nacional. Conocemos las fuentes de su conocimiento. Se conserva un manuscrito de 1820 titulado Papeles inéditos y libros curiosos sobre las bellas artes, donde se anotan 153 publicaciones de diverso tipo algunas en la exposición, que justifican esta enorme erudición. Finalmente, la muestra termina con un conjunto de dibujos y estampas de los más ilustres artistas españoles y extranjeros, que nos informan de su afición y coleccionismo de arte, antesala de lo que podía haber sido una gran conjunto de obras pictóricas, que nunca pudo adquirir.

domingo, 12 de junio de 2016

El examen de Historia del Arte de las PAU

El beso de Judas, Giotto, Opción B, PAU

El día 9 de junio fueron las PAU en lo que se refiere a la materia de Historia del Arte. Como sabemos presenta dos opciones formadas por cuatro preguntas similares. Un tema, el comentario de una lámina, la definición de términos y ejemplos de obras y autores, la menos valorada. En esta edición, las dos han presentado una de las cuatro cuestiones más importantes del examen, un enunciado referido a la Edad Media. La opción A, al presentar el tema de La pintura románica en España, y la opción B, al incluir una lámina de pintura gótica, en este caso, El beso de judas de Giotto, de la capilla Scrovegni de Padua, aunque es  más conocida dentro del mismo ciclo, El lamento sobre el cuerpo de Cristo muerto. En general, me ha parecido más equilibrada la segunda. Igualmente de ésta, el tema versaba sobre La arquitectura barroca en Italia, un contenido más relevante del programa.

El pensador, Rodin, Opción A, PAU

La opción B, por tanto, se ha centrado en el arte italiano, gótico, con proyección renacentista, siguiendo la figura de Giotto, y en la arquitectura barroca. En cambio, la opción A, ha combinado, pintura románica española, con una escultura del artista francés, Rodin, el famoso Pensador, una figura incluída en, Las puertas del infierno, situada entre el siglo XIX y XX. El desequilibrio se compensa con las siguientes cuestiones. En los términos, se enfrenta a Scopas con Gregorio Fernández, una vez más el estilo barroco; Murillo con Miró, el Fauvismo con el Expresionismo, mocárabe con tetramorfos, pilono con mastaba, y escorzo con pronaos. Finalmente, en la pregunta 4, el enunciado de los cuatro arquitectos del Renacimiento me parece más asequible y general que los cuatro ejemplos de escultura romana de la opción B.

jueves, 19 de mayo de 2016

El pintor Georges de La Tour (1593-1652)

Riña de músicos
El Museo del Prado organiza una exposición antológica dedicada al pintor francés, GEORGES DE LA TOUR (1593-1652). Exhibe treinta y una pinturas, un número excepcional, ya que se conocen de su mano poco más de cuarenta. Está organizada cronológicamente, de manera que permite observar la evolución estilística, aunque ningún cuadro está fechado de manera concreta como suele suceder con otros autores. Debió formarse en el tenebrismo y el naturalismo de influencia de Caravaggio. Aquellos cuadros considerados tempranos, aunque también los posteriores tienen como protagonistas a personajes humildes tratados de forma realista, que protagonizan sus cuadros religiosos o de género.

Magdalena penitente

Fue descubierto a principios del siglo XX, una fecha tardía, lo que causó que muchas de sus obras fuesen atribuidas a artistas contemporáneos del norte de Europa y españoles como Zurbarán, Ribera y Velázquez, con un cierto parecido estilístico. No firma siempre sus cuadros. La documentación le atribuye un origen y formación en Lorena, para ser luego un artista reconocido en lo profesional, llegando a ser pintor del rey Luis XIII. De esta manera sería testigo de las penurias que soportaban los campesinos del ducado en forma de epidemias o de la Guerra de los Treinta años.

Mujer expulgándose

Sus cuadros los emplean como protagonistas de las imágenes religiosas, de los apostolados, de los santos, de las  historias bíblicas, de tal manera que pudiera confundirse con pinturas de género, que en el autor son muy abundantes, especialmente de músicos ciegos y pobres que tocan la zanfonía. No representa el paisaje, sino las texturas de los objetos, de las telas o los girones que visten sus personajes plebeyos. El estilo elude el dinamismo barroco en favor de la quietud y la representación austera. A veces los personajes están forzados a adaptarse al marco rectangular del lienzo, que recuerda al gran maestro italiano. Prefiere los planos medios en la representación de las figuras y un fondo neutro, como haría Velázquez. 

Ciego tocando la zanfonía

Sin embargo, a diferencia de éste, o de otros pintores españoles, su técnica se hace cada vez más precisa, menos visual o de perspectiva aérea, quedando más nítidos los contornos de las figuras. Por otro lado, siempre muestra un fuerte contraste entre luces y sombras, entre las figuras iluminadas y los fondos oscuros. Sin duda es un extraordinario maestro en la representación de la luz artificial, de personajes iluminados en la noche dentro de interiores. La iconografía más famosa es la que representa a María Magdalena, símbolo de la penitencia, del arrepentimiento tema tan común en la cultura barroca influenciada por la Iglesia de la Contrarreforma.

sábado, 7 de mayo de 2016

El arte del mundo contemporáneo


En la materia de Historia del Arte hemos tratado el arte de la época contemporánea mediante la realización de trabajos durante el tercer trimestre. Preferí que los alumnos obtuviesen la información concreta sobre diferentes temas y la explicasen a sus compañeros. El único inconveniente ha sido que el grupo reducido de alumnos no ha permitido abarcar todos los contenidos, pero lo tratado nos ha llevado hasta el arte de vanguardia de la primera mitad del siglo XX. De todas las maneras hemos visto el arte de Goya, el Neoclasicismo, el Romanticismo, el Realismo, El Impresionismo y el Postimpresionismo en el siglo XIX, y en el XX, el Cubismo y el Surrealismo, así como la obra de Pablo Picasso. Con ello el curso se ha completado, uniendo el trabajo del docente a los estudiantes.
Neoclasicismo y Goya


El Romanticismo y el Realismo

Impresionismo y Postimpresionismo


Cubismo, Surrealismo y Picasso


domingo, 10 de abril de 2016

XII Marathón de Fotografía Matemática de Leganés


El pasado día 6 de abril se celebró el XII Maratón de Fotografía Matemática de Leganés, organizado desde el IES. Pedro Duque, por la comisión de todos los centros de la ciudad. Llevaba como título, De puente a puente, porque este año se celebró en el parque Madrid Río. La participación fue masiva y el tiempo soleado acompañó el recorrido entre el Puente de Segovia y el de Arganzuela, aproximadamente.



El objetivo era que los alumnos, unos 10 por cada IES, captasen en imágenes fotográficas algunos conceptos y elementos matemáticos que se encuentran en nuestro entorno y que habitualmente no obervamos. Al final de la jornada, cada uno de ellos, tenía que seleccionar 5 fotos atendiendo a otras tantas categorías: Estructuras, Agua, Plantas, Detalle, y Libre. Debían ir acompañadas de un título con la referencia matemática específica para ser válidas. Las fotos premiadas y las que merecen tal condición serán expuestas al final del curso.